.

 
 



RECORDARLO CON ALEGRÍA


Hola! Me llamo Martín y soy fanático de Michael desde los 11 años, edad que yo tenía cuando él vino a mi país por única vez y que seguramente eso fue en gran medida el origen de mi enorme atracción hacia él.

 Recuerdo cómo lo anunciaban tanto por televisión con varios comerciales musicales suyos que habían sido hechos para otras ocasiones y también por la radio diciendo que era su primera vez acá, ambos anunciando las fechas que actuaría en el estadio de River y cómo conseguir las entradas.

Aunque yo no conocía prácticamente nada de él ni de su obra ya conocía su canción Smooth Criminal y sabía que era el tema central de su película Moonwalker cuyo nombre creí que era el mismo de la canción. Realmente quedé tan fascinado con ese tema que quería conseguirlo a toda costa aunque no sabía cómo y lo deseché por algún tiempo hasta que vi uno de los recitales que hizo en la Argentina por televisión y lo vi interpretando esa misma canción. Fue ahí cuando decidí que ya no podía aguantar más y compré el álbum Dangerous creyendo que estaría ahí pero lamentablemente no. Así que un tiempo después, compré el álbum Thriller en el mismo lugar que Dangerous creyendo lo mismo y tampoco.

 Aunque irónicamente ese mismo día también alquilé en video Moonwalker teniendo la certeza total de que la iba a encontrar ahí y cuando lo vi me sorprendí de ver que no aparecía el tema de entrada y a medida que se hacía más larga la espera también mi frustración que hasta me puse a llorar y todo creyendo que tampoco lo encontraría ahí sin saber que estaría más al final de la peli.

Entonces ahí terminó mi falsa frustración y con ayuda de mi viejo grabé el tema antes de devolver la peli y a partir de eso y con los CDs que ya había comprado empecé a escucharlo cada vez más hasta que me di cuenta de lo buena que era toda su música.

Tiempo después compré el álbum Bad donde sorpresivamente descubrí que estaba el mismo tema pero con otro nombre y entonces supe que había cometido un pequeño error de cálculo pero que irónicamente parece haber servido para convertirme en el fanático total que soy de él desde hace ya muchos años. Porque también con el tiempo empecé a conocer cada vez más no solo de su obra musical sino también de su vida privada dándome cuenta que no era simplemente un genio en lo artístico sino también en lo personal.

Hasta los primeros años siempre llevaba su música conmigo a todas partes, sobre todo a los bailes que mis compañeros de la primaria organizaban para ver si conseguía que bailaran todos al ritmo de Michael aunque muchas veces sin mucho éxito pero las pocas que sí lo hacía era nada más que yo para más deleite mío que de mis compañeros, especialmente con Smooth Criminal. Incluso hasta reaccionaba con cierto desagrado cuando escuchaba a otros hablar mal de él, lo cual demostraba lo cada vez más querido y preciado que él se volvía para mí porque después se agregaron a mis motivos de adoración total a él todos los artículos y objetos referentes a él y su música, si supieran cuántas cosas lindas suyas he venido juntando desde entonces por mí mismo y por otros que me han regalado.

En fin, son tantas las anécdotas que seguramente tengo para contar en torno a Michael pero seguramente ésta es la que más cuenta ya que muestra cómo es que se fue dando mi admiración total  y todo lo referido a eso. Aunque hay otra más referida a su paso por la Argentina y es que aunque yo no fui a verlo tenía un primo que sí aunque no era fanático ni nada y digo tenía porque irónicamente murió hace un pocos meses menos que Michael, dos muertes tan prematuras e inesperadas que las sentí muy cercanas a mí en el mismo año que también estuvieron más o menos cerca el uno del otro en aquel año de 1993. Qué terrible coincidencia, no? Desde entonces me quedé con ganas de que volviera acá algún día para verlo  aún creyendo que era cada vez más remota la posibilidad por lo que empecé a preguntarme por qué no aproveché para hacerlo la única vez que se dio.

Pensar que el día de su muerte yo no estaba en casa cuando hicieron pública la noticia así que un amigo mío me llamó al celu para comunicármelo en el instituto de inglés al que iba al mismo tiempo que irónicamente estaba intercambiando ideas acerca de Michael con una compañera del curso que me acababa de enterar de que le gustaba Michael como ella de mí aunque no era fanática total como yo. Yo me asusté tanto cuando lo escuché que aproveché para buscarlo en Internet en ese mismo momento que estaba en el subsuelo del instituto usando las computadoras que había ahí. Mi compañera junto con mi profesora intentaron calmarme diciéndome que tal vez era algo inventado, cosa que no era una mala sugerencia teniendo en cuenta todos los rumores sucios alrededor suyo aunque lamentablemente resultó ser la cruel y espantosa realidad. Fue ahí cuando me asusté tanto que me puse tan nervioso y temblé como nunca antes en toda mi vida. Hasta cuando me fui de ahí salí temblando a full hacia un cumpleaños que tenía más tarde y aunque logré conservar la calma el resto de esa noche, algunos de los que ya estaban me dieron sus condolencias y hablaron un poco conmigo de Michael.

Igual seguía medio perdido con la noticia porque seguía sin poder creerlo que hasta intenté cerciorarme aún mejor en la computadora que tenían ahí y resulta que no podía encontrar más nada hasta que abrí facebook para distraerme un poco con cualquier otra cosa que no tuviera que ver con eso y encuentro encuesta publicando qué muerte impactaba más y entre otras estaba la suya propia. Y eso que al final del cumpleaños cuando me fui a tomarme el micro para volver a casa me doy cuenta que se me olvidó la mochila que había llevado y volver otra vez hasta la parada encuentro un puesto de panchos donde lo confirman por la radio.

Los días que siguen los afronté con más calma cuando ya había asimilado la noticia aunque me quedé pensando más en alrededor del mundo, incluso los de acá y amigos fanáticos en facebook. Aunque yo no pude volver a escuchar su música unos días después para no pensar tanto en la perturbadora realidad que su muerte se había convertido de repente y lo que ésta había generado. Pero pronto comprendí que si realmente quería a Michael debía recordarlo con alegría como si aún siguiera vivo, lo cual estoy haciendo desde entonces y aliento a otros a hacer.

Así que bueno, espero que sigan mi ejemplo y hagan de cuenta que Michael nos abandonó en forma física pero no espiritual ya que su recuerdo siempre va a vivir a través de todos los que lo queremos por siempre al igual que su legado.

Gracias por dejarme escribir esto y aguante una vez más la Corte del Rey del Pop ! Long live the King! Nos vemos! Chau!

Martín Fantoni
La Plata - Argentina


 

 


 

   

 

 

 

 


Ir a:

Ir a página de Tu Anécdota...

Ir a Página Principal.htm

.