.

 
 


SUEÑOS DE INFANCIA

Fue en la gira DANGEROUS donde se escuchó que pronto vendría a
México el Rey del Pop MICHAEL JACKSON. Yo sólo contaba con 9 años pero ya era fiel seguidora.  Tiempo antes ponía su música y videos a diario sin
importar que pasara y tenía posters que compraba con mis domingos. Mi familia
no se daba cuenta de la importancia que tenía en mi vida ir a su concierto,
ni yo imaginaba lo que iba a sufrir toda mi vida.
Un buen día un primo vino de visita a mi casa y sacó el tema a relucir, así
dijo que no nos preocupáramos que tenía boletos para el penúltimo
concierto para que asistiera. Mientras tanto me había encargado de grabar
programas especiales de la visita y demás cosas que se dijeran de Michael y de
hacerme ilusiones ya que no podía pensar en otra cosa que no fuera el
concierto.

Pasaron los días y cuando se acercó la fecha mi primo no aparecía, así que mi mamá lo localizó y dijo que ya había vendido los boletos. Lloré toda la tarde, mi tía se enteró y vino con él en la tarde
antes del concierto para regañarlo junto con sus demás hijos que tenían boleto y por supuesto que no pretendían cederme el lugar hasta que uno de ellos dijo que si no iba su novia iba yo. Le habló por teléfono
mientras tanto yo sentía que mi vida dependía de eso( por si las dudas ya
había agarrado mi suéter) pero la tipa dijo que si iba y me quedé en mi
casa muy triste.
Para no hacer la historia más larga mi mamá habló conmigo diciéndome que me
conformara que si seguía así de triste me enfermaría. Pasaron los días pero seguía igual aunque un poco conforme; pero el día del último concierto no pude dejar de pensar que a lo mejor si iba al estadio lograría entrar de
alguna manera y le dije a mi papá que me llevara para comprarme
algo y oír por fuera las canciones. ¡Sentía que Michael se iba de mis manos!.

De tanto insistirle y llorarle me llevó aunque acababa de llegar del trabajo
muy cansado y faltaba media hora para que comenzara. Cuando íbamos en camino
las avenidas estaban con un embotellamiento terrible por el concierto (lo
recuerdo como en un sueño) yo perdí inexplicablemente el control de mi misma y
empecé a llorar con una desesperación muy fuerte y entre en crisis nerviosa
porque quería ver a Michael a como diera lugar . Iba gritando y pataleando como una loca así que mi papá al ver que el carro andaba a vuelta de
rueda se desesperó y regresó de nuevo a mi casa. Sentía que me iba a
morir; no dormí en toda la noche pensando en la gente
afortunada que lo logró ver. Después de eso me quedé con una enorme
frustración y hasta la fecha lloro cuando veo videos del concierto o me entra
el sentimiento de no haberlo visto un tanto cerca.
Ahora que estoy en preparatoria mis amigos se burlan de que me gusta, pero ellos no saben lo que es ser una verdadera seguidora
defendiéndolo siempre y se que si volviera a venir ahora lo seguiría hasta el
fin del mundo.
      Esta anécdota se lo dedico a mis amigos del bacho
      reafirmando que es el Rey del Pop y le gana a Madonna
      y a quien sea.

      LILIANA VEGA MENDOZA

 

 

 


 

   

 

 

 

 


Ir a:

Ir a página de Tu Anécdota...

Ir a Página Principal.htm

.