1973

En 1973, Leslie Robinette de 6 años y su familia fueron a Seattle, donde ella ingresó en el Hospital Infantil -por entonces el Centro Médico y Hospitalario de Ortopedia Infantil. Robinette recibió un trasplante de médula ósea, lo cual era en aquel tiempo cirugía experimental.

Ella fue una de las pacientes más jóvenes en pasar por el procedimiento. Tuvo que recibir quimioterapia, radiaciones y un constante cambio de medicaciones. Pero lo peor de todo fue el tener que estar aislada durante tres meses. Hablaba con sus hermanas a través de walkie-talkies y solo se le permitía a su madre estar en la habitación. Los doctores le dijeron a la familia que habían hecho todo lo posible pero que su estado no estaba mejorando. "Después de pasar por todo esto, simplemente estás cansado y quieres irte a casa; es una manera de dejar de luchar" dijo Robinette.

Ella escuchaba a su grupo favorito, The Jackson 5, en un tocadiscos esterilizado que los médicos le permitieron tener en la habitación.

El 7 de marzo, recibió su primera visita.

"Estaba sentada en mi habitación mirando por la ventana, escuchando -curiosamente- "Looking through the window" de los Jackson 5, cuando oí a las enfermeras volverse locas y armar un escándalo" comentó Robinette. Miró a través del cristal que era su única conexión con el ajetreado hospital y vio a los Jackson 5 allí. "Me preguntaron a cuál de ellos quería ver y dije que a Michael -era el más mono", recuerda Robinette riendo.

Describió al joven Jackson como un chico obviamente tímido pero increíblemente amable y sincero. Le dio una fotografía autografiada, la tomó de la mano y le preguntó cómo estaba. "Hacía tanto tiempo que no tocaba a alguien sin guantes. Y vi pelo en lugar de solo un gorro verde con unos ojos mirando furtivamente"

Tras la visita, Robinette comenzó a mejorar.

"No diría nunca que él le salvó la vida -sería de locos- pero sí le devolvió un poco de deseo de vivir porque lo había perdido" afirmó Trine Robinette, hermana de Leslie. Finalmente, Leslie mejoró y volvió con su familia a su granja den Greenville, Tennessee, donde aún vive con sus padres.

Cuando Leslie tenía 17 años, se encontró con Jackson de nuevo. El Victory Tour de los Jackson 5 llegó a Knoxville en agosto de 1984 para dos noches de conciertos que se extendieron a una tercera noche debido a su popularidad. Casi 50.000 fans se congregaron en el Neyland Stadium cada noche para ver el espectáculo. Leslie Robinette recibió entradas gratis y en la tercera noche, fue entre bastidores para conocer a todo el grupo. Le llevó a Michael Jackson una tarjeta de cumpleaños hecha a mano. "Le pregunté si se acordaba de mí y me dijo que sí. Estuvimos hablando sobre el coro donde yo cantaba y cómo me libraría pronto de la corsé lumbar (por la enfermedad)", dijo Robinette. Después, Jackson le indicó a su equipo de seguridad que ella era su invitada, así que vería el tercer concierto en un palco VIP, sentada justo al lado de su madre, Katherine.

Cuando Robinette dejó el Hospital Infantil de Seattle tres meses después de su primer encuentro con Michael, los médicos le dijeron que podría vivir 10 años. Aún luchando contra su enfermedad, mide menos de 1 metro 20 centímetros y pesa sobre los 27 kilos.

Como Michael Jackson, tiene una fuerte pasión por los animales. Está involucrada en la NARHA (Asociación Norteamericana para Discapacitados) que montan a caballo, asociación sin ánimo de lucro con base en Denver (Colorado) que promueve los beneficios de la terapia con caballos para personas con discapacidades física y psíquicas) y actualmente está preparándose para ser instructora. "Siempre he sentido que Michael y yo éramos como almas gemelas porque ambos crecimos sin realmente poder ir a cualquier parte o hacer las cosas normales que hacen los niños", comenta Robinette.


 


 



Autógrafo de los Jackson Five para Leslie

Leslie y Michael en el año 1984, Victory Tour
 


 

EL REY HUMANITARIO

 


Ir a: