1987

Septiembre - Michael, muy afectado, regala 20 mil dólares a la familia de Yoshiyaki, un niño japonés recientemente secuestrado y asesinado: "Siento muchísimo y estoy muy apenado por tener noticias tan malas de Yoshiyaki. Si pudiera, me gustaría dar un abrazo a sus padres y expresarles mi simpatía y mi homenaje para Yoshiyaki. Me gustaría dedicar mi gira por Japón a Yoshiyaki: Sé que estás ahí mirándonos. Espero que algo tan brutal y sobrecogedor no vuelva a pasar nunca jamás. Te quiero". Antes de cantar su canción I Just Can't Stop Loving You en Yokohama, Michael dice a la audiencia: "Dedico esta siguiente canción, a mi querido amigo Yoshiyaki". Durante su estancia en Japón, regala treinta objetos personales a una subasta cuyos beneficios serían destinados a mejorar la escolarización de niños en países pobres. Entre los objetos hay gafas, camisetas y una chaqueta. Michael muestra su apoyo a la nueva campaña de la NAACP, dedicada a combatir el racismo y la discriminación de los artistas negros.

Octubre - Michael dona varios objetos personales a la UNESCO para ser subastados. Los beneficios van a parar a países pobres.

Noviembre - Michael dona 10.000 libras al Children in Need Appeal del Reino Unido. A su paso por Australia, visita un hospital infantil.

EN 1987 MICHAEL JACKSON CONOCE A ANGELA DARLINGTON Y SU MADRE EN EL HOSPITAL INFANTIL DE MELBOURNE, AUSTRALIA.



"Mi hija, Angela, estaba en el hospital con lesiones en la cabeza después de ser atropellada por un coche. Un día las enfermeras nos dijeron que Michael Jackson iba a pasar a visitar. Tuvimos que guardar el secreto, para que el hospital no se encontrara abrumado por los fanáticos. Sus asistentes repartieron camisetas y ejemplares autografiados de su álbum Bad a todos en la sala. El pasaba y hablaba con los pacientes. Me dijo hola. Me dijo que era un gusto conocerme. Me quedé consternada. El era muy amable y parecía tímido. Tengo la sensación que tenia un profundo amor por los niños, especialmente los que habían sido heridos. Luego se agacho y le dijo "Hola Angela". Ella no podía hablar porque acababa de salir del coma, pero comenzó a sonreír. Después de ese día empezó a mejorar. Pienso en el como una inspiración. No estábamos atravesando un buen momento. Angela estaba en el hospital y yo llamaba todos los días a una línea de ayuda, para mantener mi entereza, pero era una inspiración total para toda la sala. Pensé "gracias a Dios por haberlo enviado". Su sola presencia, esa gran empatia con la gente que necesita mejorar. Ahora Angela tiene 25 años, va a la universidad y esta llena de vida. Había otro chico en el hospital, de unos 15 años y era un gran fan. Después de la visita de Michael , el comenzó a mejorar también. Su madre pensó que era un milagro. Creo que muchos de los chicos mejoraron después de reunirse con el. Creo que la gente debe saber acerca de este lado de Michael. Nunca he creído lo que decían, el era una buena persona".

 


 

EL REY HUMANITARIO

 


Ir a: