THE O2  ARENA DOME, una maravilla Inglesa del espectáculo


 

Originariamente se llamo "Millenium Dome" yo se lo nombra como "The O2" o "The Dome". Es una inmensa sala de conciertos de Londres. Puede acoger hasta 20 mil personas para un conciertos, y sirve también para diversos eventos, como galas caritativos, deportes y espectáculos sobre hielo.

El Dome fue construido al inicio para acoger la Millenium Experience, una gran exposición creada para celebrar la llegada del tercer milenio, que tuvo lugar durante todo el año 2000, con varios temas, pero no tuvo mucho éxito, entonces luego se dejó el Dome para compensar los gastos de construcción, lo convirtieron en sala de concierto.

Entre los conciertos de este año, podemos ver a Kylie, Michael Jackson, Whitney Houston, Eagles, Backstreet Boyx, Céline Dion y Alicia Keys.

El Dome está justo al lado del río Támesis, por lo cual puedes llegar en barco o en bici y a pie, por la vía peatonal que recorre toda la ciudad al lado del río. Hay 2200 parkings pero hay que reservarlos al mismo tiempo que el boleto de entrada.
Está situado en la península de Greenwich y su construcción sirvió para la rehabilitación de esta zona de la capital londinense.


Tiene planta circular y su cubierta es la mayor estructura de techo único a nivel mundial. Su exterior se asemeja a una gran carpa. Tras unos años de vida un tanto azarosa, hoy es "The 02", el más moderno y avanzado espacio de ocio de Europa, "renacido" de la mano de Telefónica (como sabes, 02 es la marca de Telefónica para cinco países de Europa).

Entre sus comodidades esta la arena de última generación, 11 cines, un espacio para actuaciones "especiales", una sala de exposiciones y hasta 20 bares y otros espacios de ocio.

The O2 arena

El "Arena" es el elemento central de The 02. Con una capacidad para 20.000 personas, es un recinto multiusos, con unas condiciones excepcionales tanto para la Música como para los Deportes. Ofrece una visión perfecta desde cada ángulo y una acústica espectacular para cualquier evento de rock o pop. Prince, Barbra Streisand, Justin Timberlake, Take That o The Rolling Stones han actuado aquí. Como espacio deportivo, sólo necesita unas horas para convertirse en el escenario ideal para eventos de primer nivel (tenis, baloncesto, hockey sobre hielo.). En 2009 será sede de los campeonatos mundiales de Gimnasia, y en los Juegos Olímpicos de Londres de 2012 será la sede de las competiciones de gimnasia y el escenario de la final de baloncesto.


La burbuja (The bubble)

La burbuja es el espacio de exposiciones de The O2. Llamado así por su forma, tiene una superficie de 6.500 metros cuadrados, construidos en dos niveles. Está planificado de acuerdo con los estándares habituales de los museos, con lo que resulta un espacio perfecto para la exposición sobre Tutankamon y la Edad de Oro de los Faraones.

IndigO2

El lugar para ver a las nuevas figuras y a legendarios artistas en un espacio intimista. IndigO2 tiene una capacidad para 2.350 personas y ofrece una excepcional experiencia de música en vivo.

La Avenida del Ocio (Entertainment Avenue)

La Avenida del Ocio (Entertainment Avenue) rodea el Arena y ocupa el 60 por 100 de la planta de The 02. En la misma puedes encontrar 11 cines, 20 bares, restaurantes y otras opciones de ocio.


Con el metro de Greenwich a dos pasos, y buenos accesos por carretera y barco, The O2 se ha convertido en una referencia mundial que, a ha desbancado al Madison Square Garden como centro de ocio más popular del mundo.

Telefónica se deja seis millones de euros al año en patrocinar The O2, propiedad de la estadounidense AEG. El centro en sí es una muestra muy clara de hacia dónde se dirige el negocio de la música, con una masiva proliferación de mega-conciertos que permitan compensar la falta de ingresos por la desaparición del negocio tradicional de venta de LPs.

Ubicación

Dirección: Peninsula Square
SE10 0DX London
Teléfono: +44(870)7014444
Web: Página web
Distancia hasta transporte público: Aeropuerto 4 KM
Autopista 0-1 KM
Centro de la ciudad 2 KM
Estación 3 KM
Ferias/Centros de congresos 0-1 KM
Transporte público 0-1 KM

 


HISTORIA


El Millennium Dome está situado en la península de Greenwich, en la ribera meridional del Támesis. La península permaneció abandonada durante más de veinte años: propiedad ya de la sociedad British Gas, y después fue adquirida y saneada por la sociedad English Partnership, para llevar a cabo el proyecto diseñado por el arquitecto Richard Rogers en coordinación con el ingeniero Buro Happold.

Las obras comenzaron en junio de 1997, con la realización de los ocho mil pilares de cimentación, seguidos por la excavación de los espacios para los servicios, del drenaje del sitio y de la construcción de un anillo de cemento que marca la circunferencia del Dome.

El proyecto del Millennium Dome fue concebido, originalmente como algo de menor escala, bajo el gobierno conservador de John Major, como una celebración del tipo Festival of Britain o Exposición Mundial para celebrar el tercer milenio. El gobierno laborista entrante elegido en 1997 bajo el mando de Tony Blair, amplió considerablemente el tamaño, alcance y presupuesto del proyecto. También aumentaron considerablemente las expectativas de lo que sería organizado. Justo antes de su inauguración Blair afirmó que el Millennium Dome sería «un triunfo de la confianza sobre el cinismo, la audacia sobre el conformismo, la excelencia sobre la mediocridad».

Tanto el proyecto como la propia exposición fueron objeto de considerable controversia política, por lo monumental y por el número de visitantes que nunca llegó a alcanzar la planificación presupuestaria.

Actualmente ha sido rebautizado como The O2 cuando la operadora de telefonía O2 plc compró los correspondientes derechos al promotor original, Anschutz Entertainment Group.
 

El Millennium Dome es la mayor estructura de techo único del mundo ( 100.000 metros cuadrados ). La estructura se comporta como vector activo post-tensado con anclaje externo, tiene una circunferencia de un kilómetro y una altura de cincuenta metros; está suspendida a un grupo de doce árboles de acero, cada uno de cien metros de altura, mantenidos en posición por más de setenta kilómetros de cables de alta resistencia. Externamente se asemeja a una gran carpa blanca con torres amarillas de sujeción , una por cada mes del año o cada hora de la esfera del reloj, representando el papel jugado por el Tiempo Medio de Greenwich. Su planta es circular, de 365 m de diámetro, uno por cada día del año, con bordes ondulados. Aunque se le llama domo no lo es estrictamente al no sujetar su propio peso y requerir la ayuda de una red de cables sujetas por mástiles.

La cubrición está fabricada en tejido de fibra de vidrio y matriz de teflón ( PTFE coating on fibreglass weave ), un plástico duradero y resistente a las inclemencias meteorológicas, alcanzando 50 m de altura en el centro. Su simetría se ve interrumpida por un agujero por el que sale un pozo de ventilación del túnel de Blackwall.

Esta obra revela su calidad solamente mediante una fruición de masa de alto nivel: es una construcción grandiosa, tanto bajo el perfil técnico como el estético, como lo demuestran los detalles.

 

 


Su cierre apenas inaugurado


El proyecto apareció frecuentemente en la prensa como un fracaso: mal planificado, mal llevado a cabo y dejando al gobierno el embarazoso problema de qué hacer con él después.

Durante el año 2000 los organizadores pidieron repetidamente y recibieron más fondos de la National Lottery que lo financiaba, la Millennium Commission. Los numerosos cambios a nivel de gestión y dirección, antes y durante las exposiciones, tuvieron resultados limitados o nulos. Las noticias aparecidas sugerían que Blair en persona dio una alta prioridad a hacer del Millenium Dome un éxito. Pero parte del problema fue que las predicciones financieras se basaron en unas predicciones de visitas irrealmente altas, de unos 12 millones. Durante los 12 meses que permaneció abierto acudieron aproximadamente 6,5 millones de visitas, poco más de los 6 millones que acudieron al Festival of Britain, que sólo abrió de mayo a septiembre. A diferencia de la prensa, los informes de los visitantes fueron extremadamente positivos. El Millennium Dome fue la atracción turística más popular de 2000 tras el London Eye (la tercera fueron las Alton Towers, primeras en 1999).

Según la National Audit Office británica, el coste total del Millennium Dome a la liquidación de la New Millennium Experience Company en 2002 era de 789 millones de £, de los que 628 millones fueron cubiertos por las donaciones de la National Lottery y 189 millones por vendas de entradas. Un superávit de 25 millones sobre los costes indica que no fue necesaria toda la donación de la National Lottery. Sin embargo, los 603 millones aportados por ésta excedían en 204 millones el presupuesto original de 399 millones, debido al bajo número de visitas.

Cherie Blair, la mujer del primer ministro inglés, declaró el último día de apertura del Millennium Dome que es una pena que se cierre. Pero nadie pudo impedir el final de la polémica Cúpula del Milenio londinense.


La mujer acudió con sus hijos y no escatimó calificativos: Es fantástica, a los niños les encanta. Piensan que es una atracción genial. En realidad, es la tercera vez que venimos. Es una pena que este sea su último día.

Pero con el fin del 2000 llegó también el del Millennium Dome, una de las grandes atracciones de Londres para celebrar el año 2000, inaugurada un año antes por la reina Isabel II, y permanentemente expuesta a las críticas por su endeble resultado económico.

Tony Blair presentó al Dome como el gran monumento del Reino Unido para recibir el tercer milenio. Se trata de un gran pabellón, a orillas del río Támesis, barrio de Greenwich, que sólo pudo permanecer abierto merced a sucesivas aportaciones económicas no previstas en principio por los organizadores.

Unas 30000 personas visitaron el centro en su último día. Pocos para equilibrar el pobre balance anual: se contabilizaron 6,5 millones de visitantes, frente a los 12 millones previstos.

La hora final del proyecto llegó tras una nochevieja que animó sus espacios a menudo vacíos. El futuro del gran edificio es incierto.



El déficit

El gobierno Blair sufrió en su reputación el mal resultado económico. A los 200 millones de libras presupuestados en origen hubo que añadir finalmente 390 millones de libras adicionales, para mantener en activo el centro.

El gran proyecto, comparado desde un principio con el Coliseo y las mismas Pirámides de Egipto, por sus dimensiones, naufragó en medio del regocijo de los conservadores, que no perdieron ocasión para zaherir al gobierno laborista, acusándolo de un despilfarro inútil.

Esto desanimó incluso a posibles inversores privados tentados de mantener en la orilla del Támesis un centro permanente de ocio.

En la última jornada, el ministro portavoz del Gobierno británico, Alistair Campbell, también visitó el centro, y criticó a los medios de comunicación su permanente acoso. Sin embargo la opinión publica estima que han fallado otras cosas: el espectáculo, la comunicación y -sobre todo- unos precios que retrajeron a posibles visitantes, por su elevada cuantía.
 

 


 

 

 

 

 

 

 

 




 

 

 


 
.

 


Ir a:

Ir a página Principal...