Toda la Verdad en notas reveladoras...
 


 
.

 

 

 

.
.


Michael Jackson “Ser un ser humano”

Cuando uno ve a este genio de la música y de la danza coreográfica, en uno de sus videos musicales ecológicos estupendamente bien dirigidos por él y con una fotografía maravillosa, o en aquellos clásicos que se han quedado para la posteridad, y que seguirán impresionando a muchas generaciones venideras más, no se puede dejar de pensar que hay gente siempre esperando el éxito de un grande, para atacarlo y hacerlo pedazos a como de lugar.

No podemos saber a ciencia cierta cuales sean las deformaciones de Michael Jackson, además de su obsesión por su físico, pero sí podemos ver la maldad y la pasión destructiva de la gente cuando quiere acabar a uno de los pocos humanos preocupados por el hambre, la pobreza y la devastación del planeta.

Los padres de estos chicos que dicen ser abusados por Michael Jackson, son unos criminales que dejaron a sus hijos a merced de lo que pudiera pasar, del poder de la mentira y de la posibilidad de sacar una buena tajada de dinero.

Si ya hace algunos años, Michael había sido acusado por las misma razones que ahora -que finalmente no pudieron comprobarse-; ¿cómo es posible que la gente siga permitiendo que sus hijos sigan visitando este lugar? Entre que si son peras y son manzanas, definitivamente, resulta ilógica la actitud de estos “pseudo-padres amorosos”

La verdad es que Michael es incomparable. Es un genio. Michael Jackson tiene y tendrá parte en la historia de este mundo -no por estos escándalos referentes a su físico y a sus perversiones nada alejadas de muchos otros que no las muestran y que las disfrazan de una vida cotidiana y “normal”; pero sí-, por ser el artista que es: un genio que sabe hacer las cosas extraordinariamente bien, artísticamente, desde los primeros años de su vida artística.

A pesar de su vida conflictiva, a pesar del desamor, a pesar de miles de factores que lo encajonaron en etapas de mucho dolor y mucha confusión, sigue en pie, tratando de creer que aun hay parte de la humanidad que no recurre a la maldad, y aun quiere hacer “algo” por su planeta.

Habría que pedirle al mundo muchas cosas. Pero desgraciadamente escaparon de la caja de Pandora todos los males del planeta. Afortunadamente, no escapó la esperanza, y en ella tendrán que descansar todos aquellos que son víctimas de las grandes lenguas y de los corazones oscuros que no miran lo bueno que un artista como él, si no en la forma en cómo se le puede castigar por ser “diferente” a los demás.

Es el riesgo de ser genio. Es el enorme defecto de no esconder las cosas y de mostrarse tan como se es. A lo largo de la historia, muchos grandes fueron víctimas del celo, la envidia, la codicia y la maldad.

Yo no sé si Michael haya abusado de algún menor; lo que sí me sucede, es que no me dejo de preguntar, ¿cómo rayos llegaría ese menor hasta Michael Jackson?

Hay muchos sacerdotes que abusan sexualmente de sus alumnos, hay muchos hombres que viajan especialmente a países como la India para disfrutar de estar con niños no mayores de 11 años, hay muchos profesores, políticos, y padres de familia que son pedófilos sin remedio; pero no lo vemos a la luz del día y han tenido la suerte de no ser ni tan famosos, ni tan ingenuos como Michael Jackson.

Los dejo en la meditación de lo que es peor que lo peor, y en la balanza de hasta dónde somos ingenuos, perversos o inconscientes, y los dejo con el hermoso poema de Alberto Cortéz que habla de cómo es “ser” un ser humano:

Más allá de cualquier ideología...
más allá de lo sabio y lo profano,
soy parte del espacio, soy la vida
por el hecho de ser un ser humano.

Yo soy el constructor de mis virtudes
como lo soy, a la vez, de mis defectos;
torrente inagotable de inquietudes...
genial contradicción de Lo Perfecto.

Yo puse las espinas en la frente
los clavos en los pies y en ambas manos...
después rompí a llorar amargamente
la muerte irreparable de mi hermano.

Por mí se hace polémica la duda...
¿Quién soy?, ¿adónde voy?, ¿de dónde vengo?...
a través de los tiempos, tan aguda,
que con ella renazco y me sostengo.

Soy el que abrió la caja de Pandora
que guardaba los males del planeta.
No escapó la esperanza... ¡En buena hora!
por ella sobrevivo y soy poeta.

Yo soy quien ha creado las prisiones,
la lucha fratricida y la injusticia,
más también he inventado las canciones
y el encanto sutil de una caricia.
En nombre de mi Dios, soy asesino,
embustero, fanático y tirano;
desafiando las leyes del destino
tengo sangre de siglos en las manos.

Más también en su nombre soy la rienda
que consigue domar a tanto potro...
Sería, sin un orden, la merienda
de comernos los unos a los otros.

Soy el poder, que condena los instintos
naturales del hombre, mi censura
reptando por oscuros laberintos
impone la moral de su estatura.

Yo soy un individuo entre la masa...
La coincidencia, es sólo un accidente...
Busco esposa, doy hijos, tengo casa,
soy la opción de un cerebro inteligente.

¿Qué vale más, inquietud de mi existencia,
cuando llegue el final y quede inerte?
¿El arte, por fijar mi trascendencia
o el eterno misterio de la muerte?.

Por todo, más allá de ideologías...
más allá de lo sabio y lo profano...
soy parte del espacio, soy la vida
por el hecho de ser un ser humano

Por: Isis Bobadilla - GaleriasNet
 

 


.

.

 

   


Ir a
:

Página indice de La Verdad...

Ir a página principal