Toda la Verdad en notas reveladoras...
 


 
.

 

 

 

.
.

Michael Jackson y la prensa

La guitarrista de Michael Jackson desacreditó las ampliamente difundidas acusaciones sobre el comportamiento de la estrella durante las giras. ¿Porqué los medios rechazaron publicar sus comentarios? El columnista británico Charles Thomson explora los prejuicios de los medios contra la mayor estrella de la música negra.

La vieja estrella del glam-rock, Gene Simmons consiguió titulares internacionales diciendo que sabía que Michael Jackson abusó de niños. Que había un video de Jackson pidiendo alcohol para un niño y que tenía un manager que le buscaba niños en Brasil y que testificó en su juicio en 2005. Lo que siguió fue el clásico ejemplo del periodismo de copia y pega. En cuestión de horas la noticia estaba duplicada en miles de blogs, foros y webs de noticias desde Australia a India pasando por USA. Nadie comprobó la noticia antes de re-publicarla. No existe ningún video de Jackson pidiendo alcohol para un menor. Jamás hubo un testimonio de nadie hablando sobre niños brasileños. Ambas acusaciones son fácilmente deslegitimadas viendo las transcripciones del juicio.

Como relativo experto de Jackson, tampoco me sonaba que ningún músico hubiera dejado la gira por ver nada raro en Jackson. Cuando entrevisté a la guitarrista Jennifer Batten, publiqué la noticia (...). Cuando Sawf News publicó la respuesta de Batten observé un fenómeno muy familiar. Aunque la noticia apareció en Google News y fue recogida por The Examiner, nadie más pareció interesado por ella. Mientras la especulación infundada de Simmons se reprodujo en todo el mundo, la experta respuesta de Batten fue ignorada.

Pronto recibí correos de fans de Jackson que me dijeron que estaban enviando la noticia a todas las webs de noticias sobre famosos que conocían, incluyendo a muchas que habían publicado las declaraciones de Simmons.

Más de dos días después, tecleando las declaraciones exactas de Simmons en un buscador, encontré casi 350 webs. ¿El número de webs que se hicieron eco de las de Batten? Tres.

No es la primera vez que veo como se ignora una noticia sobre Jackson. Tras el suicidio de Evan Chandler en noviembre de 2009, fui contactado por The Sun, que me pidió que enviara información sobre el caso de 1993. Estuve bastante tiempo recopilando dicha información, advertí al diario sobre los clásicos mitos sobre Jackson y cómo evitarlos, tuve el cuidado de citar las fuentes de todos mis datos sacados de documentación legal y evidencias en audio y video.

Cuando leí el artículo que publicaron me quedé atónito de descubrir que toda mi información había sido desestimada y reemplazada por todos los mitos de los que había advertido que evitaran. Avisé a la publicación de los errores pero mis correos jamás fueron respondidos. Las mismas incorrecciones aparecieron en todos los artículos que leí sobre el suicidio.

Los mismos prejuicios se manifestaron al mes siguiente cuando salió el archivo de Jackson del FBI. En más de 300 paginas de información no había ni una sola pizca de evidencia incriminatoria, pero no es eso lo que dijeron los medios.

Dijeron que una cinta de video requisada en la aduana de West Palm Beach y que fue analizada en busca de pornografía infantil pertenecía a Jackson. En realidad, los archivos dicen que la única "conexión" con Jackson es que alguien había escrito su nombre en una pegatina de la cinta.

Otro documento del FBI era una grabación de una conversación telefónica de un chivato que decía que el departamento había investigado a Jackson durante los 80 por abusar de dos niños mexicanos. Los archivos no contenían más referencias a esta llamada más que una inscripción en la que se decía que no tenía validez alguna, simplemente se anotó que existía. Pero los medios dijeron persistentemente que lo que dijo ese chivato anónimo eran las conclusiones del FBI.

El archivo del FBI sobre Jackson apoya totalmente su inocencia pero su contenido fue manipulado para dar la impresión contraria.

Muchos se apresuran a burlarse cuando los fans de Jackson hablan de una conspiración de la prensa para destruir la reputación del cantante y yo me burlaba también. Como miembro de la industria prefería no pensar en siniestras teorías conspiratorias, pero cada vez encuentro más difícil explicar porqué se trata a Jackson con tantos prejuicios.

Me pregunto si el problema es su orgullo. Cuando aparecieron las acusaciones de 1993, la mayor parte de información disponible, o bien por la vía oficial o la no oficial, filtrada por la fiscalía. Jackson, mientras tanto, permaneció en silencio.

Quizá porque era la versión de los eventos de la acusación (aunque me imagino que todo ese drama y las ganas de vender periódicos tuvo algo que ver también), los medios principalmente eligieron dejar a Jackson como culpable.

Pero los hechos empezaron a desmoronarse y empezó a verse que el caso estaba lleno de agujeros. Las acusaciones fueron instigadas, no por el niño, sino por su padre, que había pedido a Jackson un contrato para escribir guiones de cine antes de ir a la policía. Fue grabado en cinta preparando el plan para destruir la carrera de Jackson y calificando el bienestar de su hijo como "irrelevante". El niño dijo a la policía que Jackson estaba circuncidado, pero el examen policial concluyó que no lo estaba.

Aunque la inocencia de Jackson parecía lo más probable, la mayoría de agencias prefirieron reportar lo contrario y hasta hoy parecen no saber más que mentir sobre ello.

Cualquiera que se la motivación, sea orgullo, beneficio o simplemente racismo, los prejuicios contra Jackson es innegable. La supresión de los comentarios de Batten ha vuelto a probar que cuando se trata de Jackson, los medios están interesados no en la verdad o en la razón, sino en la negatividad y el sensacionalismo. Batten acompañó a Jackson en sus tres giras y es conocida como "su mano derecha". Pero Simmons - que confiesa no conocer a Jackson - ha recibido más de 100 veces más cobertura por sus falsedades contra la experiencia de primera mano de Batten. Es el momento de que las agencias asuman responsabilidad por sus contenidos. Las webs no deberían albergar lo que publican otros a menos de que tengan la completa certeza de que el contenido es un hecho. Incluso si los medios rechazan imprimir la verdad sobre Jackson, deberían comprometerse a no publicar tampoco mentiras. Así al menos podrá descansar en paz.

HuffPost Social News.

 

 


.

.

 

   


Ir a
:

Página indice de La Verdad...

Ir a página principal