Superposición del sitio

Super Bowl XXVII 1993 Halftime Show

Nombre Oficial: “Super Bowl XXVII, Halftime Show 1993, Michael Jackson”

Emisión televisiva en vivo: 31 de Enero de 1993

Lugar: Estadio Rose Bowl, Pasadena, California, EEUU

LA PRODUCCIÓN DEL SHOW DE MEDIO TIEMPO:

Hay un antes y un después de la edición del espectáculo de medio tiempo del año 1993 del Super Bowl de los Estados Unidos, en donde Michael Jackson redefinió y marcó un hito con una presentación de 13 minutos y 45 segundos.

La audiencia televisiva del medio tiempo rondó los 133 millones de espectadores, solo en los Estados Unidos y había superado al público que vio todo el partido durante ese día.

El espectáculo de medio tiempo del Super Bowl se inaugura en el año 1967; hay 30 minutos que los jugadores usan para descansar entre tiempo y tiempo, y ya que se transmite en vivo por televisión tenían que rellenar esos 30 minutos con pauta publicitaria y 12 minutos de espectáculo.

Los primeros años se los dejaron a cargo de productoras locales para que montaran su espectáculo, fue así hasta los 90. En el medio hubo algún intento fallido de convocar a artistas de renombres.

Los 90 comenzaron con un éxito de audiencia a cargo de los “New Kids on the Block” (1991) y Gloria Estefan (1992), aunque se mantuvo el concepto de gala tradicional y las apariciones se reducían a un par de canciones. De hecho este último tuvo una pérdida de 20 millones de dólares ya que el canal FOX les ganó en el medio tiempo con una comedia “In Living Color”. Se pasaron a Fox, y el problema es que nunca regresaron a CBS. Esta fue una gran llamada de atención para la NFL. Se dieron cuenta que un espectáculo de medio tiempo del Super Bowl ya no podía ser un relleno de la principal final del fútbol de Estados Unidos.

La National Football League (NFL) tomó la iniciativa de buscar grandes artistas para el medio tiempo de la final del fútbol americano y así atraer a más público. Enfrentaba una fuerte crisis en 1992: el 22% de los espectadores dejaron de ver el partido por falta de interés.

Enseguida se reunieron los encargados y tenían 12 meses por delante, el primer mes lo usaron para decidir quien era la figura más convocante de la época, y sin dudar, y por votación unánime el nombre de “Michael Jackson”, fue elegido como primera figura.

Radio City Productions, encargada de la producción del año 1993, mostró un interés particular por Michael Jackson que por en ese entonces estaba en plena gira del “Dangerous World Tour”. Luego de tres tres intentos fallidos por contratarlo, el Rey del Pop accedió a presentarse en el espectáculo.

Un contingente que incluía a Jim Steeg de la NFL y Arlen Kantarian, director ejecutivo de Radio City Productions, que produciría el espectáculo de medio tiempo, se reunieron en Beverly Hills con el manager de Jackson, Sandy Gallin.

Steeg y Kantarian sintieron que tenían que informar a Gallin extensamente porque supusieron que Jackson sabía poco sobre fútbol. “Sabíamos que le estábamos explicando esto a alguien que luego tendría que explicárselo a Michael”, dijo Steeg. En reuniones posteriores, Jackson mostró una ingenua curiosidad por un mundo del que sabía poco.

“Él preguntaba: ‘¿Quién juega en él?. ¿Qué es?’- dijo Kantarian. El interés de Jackson se centró en la transmisión del Super Bowl en más de 100 países, incluidas naciones del tercer mundo, y en bases militares de los Estados Unidos.

El manager dijo que no a la propuesta de la NFL tres veces antes de decir que sí. En un momento, agregó, Gallin pidió una tarifa de $1 millón de dólares. “’Tienes que estar bromeando’”, dijo Kantarian. “Es Michael Jackson”- replicó su representante. La NFL paga a los artistas solo por sus gastos, pero donó $100,000 a la Fundación “Heal The World” de Jackson.

En una reunión posterior, el productor y director del show de medio tiempo, Don Mischer señaló que el Super Bowl se emite en más de 120 países. Ahora tuvo toda la atención de Michael Jackson. Steeg de la NFL recuerda a Michael diciendo: “¿Así que que este espectáculo va directo a todos aquellos lugares en los que nunca voy a hacer un concierto, eso estás diciendo?”, una pausa y agregó “estoy dentro”.

La NFL había captado la necesidad de reclutar artistas de renombre, contemporáneos y de amplio atractivo para evitar que los espectadores se desviaran. Así que utilizó a Jackson para continuar expandiendo la noción del “Super Bowl” como un megaevento que además incluye un juego deportivo.

Una condición más: quería que Don Mischer, el productor del programa, se sentara en el camión de producción, dirigiendo la actuación en tiempo real, aunque NBC, la nueva cadena del Super Bowl, tenía su propia gente y no apreciaba la intromisión.

EL EVENTO DEPORTIVO:

Terminado el primer tiempo entre el equipo de los Dallas Cowboys contra los Buffalo Bills, aparece una cuenta regresiva, de la Radio City Music, anunciando el show de medio tiempo.

El partido culminó ganando Dallas Cowboys 52 a 17 a los Buffalo Bills.

EL ARMADO DEL ESPECTÁCULO DE MICHAEL JACKSON:

Cuando las discusiones comenzaron sobre la producción del espectáculo, Jackson afirmó su deseo de cantar las nuevas canciones de su último álbum, “Dangerous”. Es un mundo nuevo; Esto tiene que ser sobre ‘Heal the World’.

“Michael trabajó más duro que nadie, ni antes ni después” dice Steeg de la NFL, que recuerda haber visto a Jackson ensayando su acto a las siete de la tarde antes del partido, en una tienda de campaña fuera del Rose Bowl.

Mientras ensayaba bajo una carpa gigante en el estacionamiento en la semana previa al gran juego, Siedah Garrett, corista de Michael dijo que “no estaba nervioso, estaba emocionado”. Aún así, era muy consciente de que los fanáticos del fútbol no eran su público habitual.

“Estaba preocupado por los aficionados del fútbol y cómo se comportarían”, dijo Garrett. “Estaba más preocupado por entretener a los muchachos de fútbol que solo estaban allí para ver el juego, no le importaba quién actuaría en el espectáculo de medio tiempo. Por lo general, se iban e iban al baño o hacían lo que fuera. Pero nadie se levantó de sus asientos con este espectáculo de medio tiempo”.

El coreógrafo de Jackson, Vincent Paterson, trató de convencerlo de que probara nuevos movimientos de baile para el espectáculo, pero Jackson no quería complicar las cosas. “Ese fue uno de los pequeños puntos de discordia entre nosotros para ese proyecto”,- recuerda Paterson. “Seguía diciendo: ‘Pero Michael, ya hemos hecho esto’, y él seguía diciendo: ‘¡Pero a todos les encantará!’”

Jackson sólo había informado al productor y director, Don Mischer, de sus planes para la apertura dos días antes del show.

Hubieron dos solicitudes que le fue denegadas a Michael Jackson. “Nunca olvidaré la primera reunión cuando acordamos hacer esto”, dijo Mischer. “Michael entra en la habitación; es muy gentil y amigable. Y lo primero que dijo fue: ‘Me gustaría mover el juego tres horas para que mi espectáculo de medio tiempo pueda estar en la oscuridad’. Y le dije a Michael: ‘Eso significa que, en las zonas horarias central y oriental, será como la medianoche si hacemos eso. Así que no podemos hacer eso’” y la segunda solicitud negada es que Michael quería llamar al evento “Thriller Bowl”.

LA CONFERENCIA DE PRENSA:

El 26 de enero de 1993, en una conferencia de prensa celebrada en el “Century Plaza Hotel” de la ciudad de Los Angeles, se anuncia la participación de Michael Jackson en el espectáculo de medio tiempo de la Super Bowl XXVII y una nueva iniciativa para ayudar a los niños estadounidenses: “Heal The World LA”. Esta iniciativa trabajará en colaboración con Cities in School, Big Brothers-Big Sisters, la fundación BEST, la fundación Watts Health y la Asociación para una América Libre de Drogas. Entre todos, se ayudará a resolver el problemas que enfrentan los jóvenes de las zonas marginales, promoverán educación para evitar el consumo, asesoramiento para la prevención del SIDA, campañas de vacunación, etc.

En la conferencia se le ofrece a Michael una donación de 100.000 dólares de la National Football League y de los patrocinadores de la Super Bowl, además de otra donación por parte de la fundación BEST de 500.000 dólares, todo para su fundación “Heal the World” y “Heal LA”.

Estas fueron sus palabras: “Tenemos la oportunidad de divulgar el mensaje de la necesidad de sanar a nuestros niños y sanar el mundo… nos necesitamos los unos a los otros y debemos preocuparnos los unos de los otros. Esta ayuda nos inspira para desarrollar este esfuerzo por los niños. Para marcar la diferencia, todos debemos preocuparnos y comprometemos a ser parte de la solución. Sé que todos ustedes comparten mi preocupación por los niños pobres que hay a nuestro alrededor. Debemos unirnos para hacer de este mundo un lugar mejor para cada uno de ellos. “Heal LA” es sólo nuestro primer paso para hacer las cosas mejor. Me siento muy orgulloso de contarles hoy que el ex presidente Jimmy Carter y yo vamos a estar trabajando juntos para ayudar a curar a los niños en ciudades de todo el país. El presidente Carter se unirá a mí como co-presidente de nuestra nueva iniciativa nacional “Sana a Nuestros Niños”. Comenzaremos a trabajar juntos aquí en Los Ángeles para luego ir ciudad por ciudad para curar los niños de todos los Estados Unidos. Me gustaría expresarles mi amor y agradecimiento a todos ustedes, que ya han sido tan generosos con esta importante novedad en el programa de Heal The World”.

EL SHOW:

Tuvieron tres minutos y 20 segundos para montar el escenario de 22,86 metros de cada lado, compuesto por 22 piezas separadas y pesaba unas diez toneladas. Los productores dispusieron 275 personas para que realizaran el trabajo de armado y desarmado.

Michael se materializó en la parte superior de las pantallas en las alturas en los extremos opuestos del estadio, gracias a dobles. Primero en uno luego en otro, antes de aparecer en el escenario en el centro del campo saltando desde la “tostadora” en una entrada épica. A continuación, realizó la mítica pose de estatua.

Dos días previos a la presentación, Michael Jackson había coordinado con el equipo de producción que él iba a marcar el inicio del concierto. La señal: quitarse los lentes. Llegó el 31 de enero de 1993. El astro estaba en medio del estadio de Pasadena en California, vestido como militar, usando los clásicos lentes negros. Tardó aproximadamente minuto y medio en retirárselos. Los 90 segundos más largos para producción. Hasta que -finalmente- voltea la cara, da la señal e inicia con la canción “Jam”.

El director del show, Mischer recuerda: “Michael me llamó a mi casa a las 3 de la mañana y me dijo: ‘Yo determino cuándo comienza el espectáculo. Tengo un concepto para el comienzo”. Y la señal será esta: ‘Voy a llegar y tomar mis gafas. Y ahí es cuando te preparas para rodar la pista’.”

Al momento del comienzo del espectáculo, 40 segundos después de aterrizar en el escenario Jackson todavía no se había movido y Mischer comenzó a entrar en pánico. “Cuando estás dirigiendo esto, cada segundo es como una eternidad”, dijo. “Y yo sólo empiezo a gritar, ‘Michael, maldita sea, quítate las gafas’!. No puede oírme, pero lo estoy perdiendo, gritando en mi auricular. Todos los camarógrafos podían oírme.”

Las explosiones anuncian que la primera parte del medley culminó, pero lo mejor está por empezar. Michael se saca abruptamente la casaca militar y conserva su camisa blanca. El ritmo de la batería solo confirma el siguiente single. Jackson se coloca el sombrero y hace su singular pose. “Billie Jean” y el moonwalk se apoderan del estadio.

Habían pasado solo cuatro minutos y Jackson había revolucionado la industria del entretenimiento en los eventos deportivos. Siguió con el hit “Black or White”. Al final, unas banderas que venían de ambos extremos del estadio no solo cierran la canción, sino también ofrece una experiencia visual al espectador detrás de la pantalla.

Se escucha el locutor en off anunciar que “Los niños de Los Angeles han realizado sus propios dibujos como regalo para todos los niños del mundo…”. Michael toma una especie de vara donde da la orden y allí otra vez la magia se produce: Los espectadores en sus ubicaciones en las gradas comienzan a alzar unas hojas de colores que previamente le fueran entregadas. A lo lejos se logra apreciar los dibujos de niños de todo el mundo, sonando de fondo la melodía de “We Are The World”.

“Hoy nos levantamos juntos en todo el mundo uniéndonos por un propósito común de rehacer el planeta y llenarnos de felicidad, entendimiento y cosas buenas. Nadie debería sufrir, especialmente nuestros niños. En estos tiempos, debemos tener éxito. Esto es para los niños del mundo”, dice Michael Jackson como introducción a “Heal The World”.

Unos tres mil quinientos pequeños y jóvenes de todas las culturas llenaron el escenario ataviados con ropas típicas de todos los rincones del planeta. Un globo de la Tierra se infla y – con el estadio a una sola voz – el espectáculo concluye con fuegos artificiales.

“La diferencia entre la actuación de Michael Jackson en el Super Bowl y la de todos antes que él, fue que Michael se volvió global”, dijo Travis Payne, bailarín y coreógrafo de Michael Jackson: “A todo el mundo le importaba, no solo a Estados Unidos”.

TRUCO DE LA TARJETA PARA LA AUDIENCIA:

El truco de la tarjeta que se va a creó se inspiró en el tema “We are the World”, cuenta con imágenes gigantes de niños dándose la manao, basados en dibujos realizados por los alumnos de las escuelas primarias de Los Angeles.

El efecto se producirá a la mitad del show del medio tiempo, y se cubrió sección por sección comenzando con la primera. Esta es la primera vez que este tipo de intrincado diseño se ha intentado con tarjetas y requiere la plena participación de cada individuo.
Al dorso decía: “Esta tarjeta está asignada específicamente a su asiento, por favor no cambie las tarjetas con otro:

1 . El anunciador te dirá cuándo estemos listos para comenzar, en ese momento, por favor coloca esta tarjeta en su regazo con este lado hacia arriba y espere la señal de la bandera de su sección.
2 . Cuando el líder levante su bandera, eleve su tarjeta y muestra este lado hacia delante y manténgase en su lugar, cuando el líder baje la bandera, coloque esta tarjeta debajo de su asiento.
3 . Estaremos ensayando este truco de tarjetas durante la primera mitad del juego. Gracias por su cooperación.”

LA AUDIENCIA TELEVISIVA:

Este segmento fue seguido en vivo por más de 133,4 millones de espectadores solo en EE.UU. Por primera vez en la historia del Super Bowl, la audiencia subía para el espectáculo de medio tiempo, en relación al partido.

MEMORIAS DE AQUEL DÍA:

Michael Jackson dijo: “No puedo pensar en una mejor forma de difundir el mensaje de la paz mundial que, trabajando con la NFL y ser parte de la Super Bowl XXVII…”

Jennifer Batten guitarrista dijo: “Te lo diré, fue la única vez en mi vida que vi a Michael nervioso. Es en directo y sólo hay tiempo para prepararlo todo en el momento que dan un par de comerciales de papas fritas y debes tener el escenario preparado en mitad del campo. Hay una escena en la que estoy en la esquina del escenario con Michael y hay tanto humo saliendo que ambos nos perdimos por un segundo, pero esa es la belleza de los conciertos en vivo. Nunca se sabe lo que va a pasar. Ese fue uno de mis momentos favoritos de la actuación, ya que era una cosa especial que te ocurre una sola vez que no se repetirá nunca mas.”

Imagen aérea del espectáculo brindado por Michael Jackson durante el entretiempo

GALERÍA DE IMÁGENES:

Copyright © 2024 . Todos los derechos reservados. | Catch Vogue por Catch Themes
error: La Corte del Rey del Pop